FAQ - Preguntas frecuentes

¿Cuál es la reivindicación del movimiento por el fin de la pesca?

¿Por qué querer abolir la pesca?

¿La elección de su alimentación no debería depender de la libertad de cada uno?

¿Es democrático querer imponer a cada uno las ideas de algunos vegetarianos?

La producción y el consumo de carne parecen hoy esenciales para la subsistencia de muchos humanos. ¿Querer abolir la pesca y la piscifactoría significa ignorar sus intereses?

¿Por qué no autorizar por lo menos las crías en las que los animales tendrían una vida feliz?

¿Predica este movimiento igualdad entre los humanos y los animales? ¿Predica dar derechos a los animales?

Los animales sufren y son matados también para las corridas, la experimentación animal, la piel...¿Por qué sólo concierne a la pesca e a la acuicultura esta reivindicación?

Muchos animales terrestres también son víctimas del consumo de carne. ¿Por qué sólo concierne esta revendicación a los animales acuáticos?

La reivindicación no incluye la interdicción de los huevos y de los otros productos animales. ¿Por qué?

¿Qué diferencia hay con la promoción del vegetarianismo?

¿Quiénes organizan este movimiento?


¿Cuál es la reivindicación del movimiento por el fin de la pesca?

Abolir la cría y la pesca de los animales acuáticos por su carne, así como la venta y el consumo de su carne.

¿Por qué querer abolir la pesca?

Porque la pesca y la piscifactoría causan un daño considerable, en sufrimiento y en muerte, a numerosísimos animales mientras que no es necesario comerlos.

¿La elección de su alimentación no debería depender de la libertad de cada uno?

Las actividades que causan daños mayores al prójimo no dependen de la libertad de cada uno. A la sociedad le incumbe prohibirlas por ley.

¿Es democrático querer imponer a cada uno las ideas de algunos vegetarianos?

Este movimiento quiere suscitar un debate público sobre la legitimidad de la pesca y que los argumentos a favor o en contra puedan ser discutidos sobre sus propios méritos. Por otra parte, muchas personas no vegetarianas ya cuestionan la legitimidad de la cría, la caza y la pesca.

La producción y el consumo de carne parecen hoy esenciales para la subsistencia de muchos humanos. ¿Querer abolir la pesca y la acuicultura significa ignorar sus intereses?

No. Sus intereses se pueden y se deben tomar en cuenta en el proceso de abolición.

¿Por qué no autorizar por lo menos las crías en las que los animales tendrían una vida feliz?

La capacidad de nuestras sociedades para dar una vida decente y una muerte sin sufrimiento a los animales cuya carne es comercializada para ser comida queda por establecer. En todo caso, la carne necesita matar a los animales para un producto que no es necesario para tener buena salud ni para gozar de una alimentación placentera.

¿Predica este movimiento igualdad entre los humanos y los animales? ¿Predica dar derechos a los animales?

Este movimiento predica la abolición de la pesca y de la acuicultura (piscifactoría...). Uno puede adherirse a este objetivo piense o no que la pertenencia a la especie humana es un criterio ético pertinente en sí. Uno puede adherirse sea o no partidario de dar derechos fundamentales a los animales sobre el modelo de algunos derechos humanos. En práctica, abolir la pesca es, de facto, dar a los animales el derecho de no ser maltratados ni matados para ser comidos por humanos.

Los animales sufren y son matados también para las corridas, la experimentación animal, la piel... ¿Por qué sólo concierne a la carne esta reivindicación?

Cada práctica tiene sus especifidades (éticas, culturales, económicas...) que hacen de ella una cuestión diferente de las otras pese a las relaciones que puedan existir entre ellas. Por ejemplo, saber si es legítimo prohibir un alimento en nombre de los intereses de los animales es un problema relacionado con la carne, no con la experimentación animal.

Muchos animales terrestres también son víctimas del consumo de carne. ¿Por qué sólo concierne esta revendicación a los animales acuáticos?

Hay un movimiento para la abolición de la carne, que se llama también movimiento para el cierre de todos los mataderos, que toma posición también para el fin del consumo de la carne de los animales acuáticos. Pero los animales acuáticos son víctimas de una invisibilidad específica (que se encuentra en el uso de las palabras "carne", que no evoca en nuestro imaginario la carne de animales acuáticos, o "matadero" que no evoca ni el barco de pesca ni otros sitios de masacre de animales acuáticos). Esta invisibilidad específica requiere una campaña específica sobre el "problema acuático", propiciando su surgimiento como un problema en la cultura común.

La reivindicación no incluye la interdicción de los huevos y de los otros productos de los animales acuáticos (tinta de calamar...). ¿Por qué?

En práctica, abolir la pesca es cuestionar también los huevos de pesces y los otros productos de los animales acuáticos. En efecto: - el consumo de estos productos no es necesario para una alimentación sana; - los animales concernidos son matados también por su carne; - como para la carne, la capacidad de nuestras sociedades para dar una vida decente a estos animales queda por establecer.

¿Qué diferencia hay con la promoción del vegetarianismo?

El objetivo de la promoción del vegetarianismo es que los individuos, unos tras otros, decidan cambiar sus hábitos de consumo y dejen de comer carne. La reivindicación de abolición de la pesca es una diligencia política: su objetivo es que la opinión pública se adhiera a la idea de que la pesca se debe abolir, que las sociedades humanas, unas tras otras, decidan prohibirla (y también la producción, el comercio y el consumo de carne de animales acuáticos). La negación de comer carne se puede considerar como un boicoteo de carácter político, como la expresión del apoyo a la reivindicación de abolición. A fines del siglo XVIII en Gran Bretaña, en plena campaña por la abolición de la trata de los esclavos, 300 000 personas boicoteaban el azúcar producido en las plantaciones esclavistas.

¿Quiénes organizan este movimiento?

La reivindicación de abolición de la pesca ha sido concebida de manera colectiva por personas de todos horizontes y reunidas en una lista Internet abierta creada con este fin y esta sostenida por la asociación de la Suiza francófona PEA - Pour l'Egalité Animale. Este mismo grupo de personas, así como toda persona que quiera unirse a ellas, se dedica también a hacer compartir el objetivo de abolición de la pesca ante organizaciones y militantes animalistas de todos los países para que ellos se hagan cargo públicamente de él. Pero este movimiento no pertenece a nadie; constituye un objetivo que alcanzar, una perspectiva para orientar nuestras estrategias, un horizonte concreto que puede reunirnos y galvanizar nuestras energías, así que esperamos que cada uno, cada organización sepa obrar para su realización según su genio propio. Por esta razón inicialmente no proyectamos crear estructura particular ni organización para patrocinarla; una red entre los individuos y las estructuras comprometidas hoy parece suficiente para intercambiar tanto informaciones como puntos de vista estratégicos y aunar nuestros esfuerzos cuando sea provechoso. Más tarde, es probable que sea justificado para avanzar hacia una coalición internacional para influir en las decisiones a nivel mundial.